La Nueva Era en Servicios Gestionados: El Socio en Gestión de Servicios

La Gestión de Servicios ha estado entre nosotros ya desde hace un par de años. Ya es algo muy conocido y utilizado en campos altamente técnicos o tecnológicos como el de informática por ejemplo. Sin embargo, en la actualidad surge un nuevo enfoque hacia la gestión de procesos de negocios tradicionales por parte de un tercero.

 

Así como en el campo de la informática, existe una gran cantidad de funciones de negocios y administrativas que pueden ser manejadas por un tercero: el Socio en Gestión de Servicios, (MSP por sus siglas en inglés). Dichas funciones son ajenas las actividades centrales de su empresa y usualmente es su equipo laboral el que las debe realizar. Esto resulta una actividad extenuante para ellos. Ya que difieren en su naturaleza de las actividades centrales de su equipo laboral, éstas pueden ser transferidas para que ellos continúen realizando lo que hacen mejor, lo que es el corazón de sus negocios. Gestionar y entregar buenos servicios para estas funciones no es algo sencillo ya que existe una necesidad de comprender profundamente el trabajo y las necesidades por parte del Socio en Gestión de Servicios. Las expectativas siempre son altas y los negocios esperan la misma o una mejor calidad de resultados antes de tan siquiera considerar realizar este tipo de cambios.

Socios en Gestión de Servicios buenos y confiables son en realidad expertos para combinar el equipo laboral, los procesos y la tecnología. En ocasiones se asimilan a las empresas de consultoría que se encargan de guiar diferentes empresas, al momento de implementar alguna solución de gestión de servicios ya que en  la mayoría de ocasiones los negocios tienen una idea clara del trabajo que se está haciendo internamente, pero delegar éstas actividades a un MSP para alcanzar mejores resultados requiere una combinación de buenas prácticas, procesos simplificados, soluciones Software como Servicio (SaaS por sus siglas en inglés) y un equipo laboral idóneo que ejecute y gestione todo el proceso. Todo esto debe ser provisto por un MSP.

¿Cómo evaluar a un Socio en Gestión de Servicios (MSP)?

A continuación mostramos tres aspectos fundamentales que debe considerar antes de delegar cualquier proceso a un tercero.

 

Comunicación: Es aquí donde la mayoría de los SGS fallan. Mantener un equipo de comunicación fuerte dentro del SGS que entienda su cultura empresarial así como las expectativas de cada meta son aspectos claves para el éxito. Las diferencias culturales hacen que esto sea un reto, especialmente cuando el MSP trabaja con equipos en el extranjero (Asia o Latinoamérica por ejemplo) así que debería tomarse su tiempo para evaluar las habilidades de comunicación del SGS antes de decidirse a trabajar con ellos.

Piloto: Lograr que el SGS trabaje en un plan piloto del trabajo real es regularmente un buen medidor para determinar la calidad del trabajo (precisión y cantidad, comprensión del trabajo y comunicación) que se realizará.

Costos: Existen dos tipos de costos que se deben de tomar en cuenta. El primero es el costo real que el Socio en Gestión de Servicios cobrará para realizar las labores, algo que debería ser mucho más bajo de lo que actualmente su empresa desembolsa con su equipo de trabajo. Y el otro  es en realidad cuánto tiempo es que su equipo invertirá al entrenar y delegar el trabajo. Este último es un poco más intangible pero también debe ser tomado en cuenta.

 

Elegir el MSP correcto puede ser una tarea abrumadora, pero si se le pone una atención especial a estos tres aspectos, existirá una mayor seguridad al elegir el MSP idóneo para su empresa.

 
Alexis Rivas

Alexis Rivas

CEO

 

Jun23, 2015